La Fundación Naturgy ofrece ‘Maletas viajeras’ para explicar la energía a los más pequeños a los empleados del grupo

maletas-viajeras-experiencia Educación y Divulgación

La Fundación Naturgy ha puesto a disposición de los trabajadores del grupo, en este curso escolar, sus ‘Maletas viajeras’ para acercar el mundo de la energía a los más pequeños de forma práctica, amena y sencilla.

Gracias a este recurso educativo, los empleados de la compañía pueden llevar su conocimiento del mundo de la energía a las escuelas de sus hijos o familiares.

Desde el pasado mes de abril, más de 49 empleados de la empresa se han llevado de ‘viaje’ estas maletas por Barcelona, Sant Cugat del Vallés, Madrid, Arroyomolinos, Montgat, El Boalo, Majadahonda, Cobisa… Conceptualizadas por educadores especializados, estas ‘Maletas viajeras’ se adecúan a los diferentes niveles educativos y al currículum escolar vigente. En ellas, pueden encontrarse desde turbinas en las que al echar agua encienden una bombilla, hasta coches eléctricos que al acercarles una luz se desplazan… Así, garantizan el desarrollo de una actividad en la que los alumnos, mediante dinámicas innovadoras y divertidas, aprenden sobre los diferentes tipos de energía y adquieren hábitos de eficiencia y ahorro energético.

La empleada de Naturgy Margarita B. las ha utilizado con alumnos de 3º de Infantil y 3º de Primaria en el colegio de su hijas, nos cuenta que ha “disfrutado mucho” de la experiencia: “Y lo mejor es que los chicos y la profesora también. Les he hablado de energía, de su significado, de las diferentes fuentes de energía de la naturaleza y la manera de transformarla para generar electricidad por ejemplo, o calor”.

maletas-viajeras-experiencia2

De hecho, en el blog de la escuela escribieron: “Hace unos días, la mamá de una compañera de los tucanes quiso compartir una tarde con nosotros y explicarnos muchas cosas sobre la energía. A través de un cuento muy divertido con protagonistas como ‘Mojamoja’, ‘Eolo y ‘Solecito’ pudimos conocer distintas fuentes de energía (hidráulica, eólica y solar respectivamente). Después, gracias a una aplicación, pudimos comprobar cómo los molinos que habíamos coloreado por la mañana ‘cobraban vida’ y empezaban a mover sus aspas para producir energía, consiguiendo así encender una bombilla. ¡Fue una tarde muy interesante! Y por ello todos los niños de tercero de Infantil agradecemos mucho a Marga que nos hiciera una propuesta tan lúdica y entretenida“.

Otra compañera del grupo, Cristina M., utilizó la maleta viajera en la clase de P4 de su hija. Según nos explica, “la actividad fue un éxito rotundo: los niños siguieron bien la actividad que estuvo totalmente ajustada a sus conocimientos y capacidades. Al final todos coincidieron que lo que más les había gustado era ver como el agua que vertíamos desde una botella ponía en marcha el pequeño ventilador al que estaba conectado. Las maestras también consideraron que la actividad estuvo acorde con el nivel de los destinatarios”.

Asimismo, el trabajador José P., de Calidad de GNL, fue hace unos días a la clase de su hija, que cursa Infantil. “Fue una gran experiencia, a los niños les encantó y yo me lo pasé muy bien. Desde que llegas a la clase todos están pendientes de la maleta y de qué vas a hacer. La profesora se quedó muy sorprendida por la calidad del contenido de la iniciativa”.

Puedes encontrar más información de este recurso educativo aquí.