Christopher Jones: “Para cumplir con el Acuerdo de París, la Unión Europea tendrá que estar prácticamente libre de emisiones de carbono en 2050”

energy-prospectives-iese-junio Energía y medio ambiente

El impulsor de la agenda 20-20-20 de la Unión Europea afirmó que las energías renovables son una oportunidad para lograr precios competitivos, crear empleo y disponer de tecnología.

El experto en mercado eléctrico y fundador del Instituto de investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia Comillas, Ignacio Pérez Arriaga, participó también en la sesión y destacó la importancia de los recursos distribuidos en el mercado energético del futuro.

“Para cumplir los objetivos de París en la Unión Europea, todos los sectores (electricidad, transporte, edificios e industria) tendrán que estar total o casi totalmente libres de carbono para 2050”. Esta es la clara visión de futuro que el impulsor de la agenda 20-20-20 de la UE, Christopher Jones, ofreció hoy, en Madrid, en el marco de la segunda edición de los encuentros de alto nivel ‘Energy Prospectives’ organizados por la Fundación Naturgy y el IESE Business School.

Jones recordó que ahora cada Estado Miembro de la UE determina cuál es su objetivo y la Comisión Europea puede establecer recomendaciones. “La Comisión nos dice que Europa va a llegar al 32% de energías renovables por las principales economías -Austria, Alemania, o Francia-, pero Dinamarca y España están muy por encima del objetivo, están siendo muy ambiciosas”.

El experto europeo explicó que, en cuanto a renovables, España propone un 42%, y en eficiencia energética lo cifra en una mejora del 39,6%. “Es muy difícil conseguir energía renovable para transporte o edificios”, con lo que la electricidad cargará con el peso para lograr estos objetivos, afirmó Jones. Por ello, se preguntó, “es importante saber cómo va España a cambiar su economía en tan poco tiempo para tener puestos de trabajo y tecnología para esa transición energética. Se necesita un plan”.

El académico se refirió a las acciones prioritarias que considera que tendrá que emprender la próxima Comisión Europea. Una de ellas es un marco regulador para la descarbonización de los mercados de la energía después de 2030 y la solución pasa por una política energética a largo plazo con un alto nivel de electrificación. “Para conseguir la descarbonización, será importante que la UE cumpla con el triángulo sostenibilidad, seguridad de suministro y competitividad”.

Por ello, Jones considera que el modelo energético del futuro pasar un híbrido entre electricidad con renovables y gas descarbonizado, que incluye el biometano, el hidrógeno verde y el gas renovable. Este modelo, según el experto, será más barato que uno que sea únicamente electrificado.

Ver sala de prensa