La Cátedra de Energía y Pobreza de la Universidad Pontificia Comillas se compromete en el desarrollo de la nueva Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética

catedra-pobreza-energetica-comillas Acción social

La Cátedra de Energía y Pobreza de la Universidad Pontificia Comillas se compromete en el desarrollo de la nueva Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética.

Un nuevo seminario interdisciplinar de la cátedra pone en común con el Ministerio para la Transición Ecológica los retos que afronta España ante la vulnerabilidad energética de millones de personas.

La pobreza energética en España afecta de 3,5 a 8,1 millones de personas en función del indicador que se utilice. Este es uno de los datos que recoge la recientemente aprobada Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, sobre la que habló Alberto Barranco, vocal asesor del Gabinete del Secretario de Estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica, en la segunda edición del Seminario Interdisciplinar de la Cátedra de Energía y Pobreza de la Universidad Pontificia Comillas.

En el acto, que tuvo lugar en la sede de Naturgy en Madrid, Barranco destacó elementos relevantes del documento, como la aportación de una definición oficial de pobreza energética, un conjunto de indicadores para medirla y unos objetivos de reducción de esta situación en la que viven millones de personas en España.

Barranco, que ha coordinado la elaboración y publicación de la reciente Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, explicó que el cumplimiento de estos objetivos pasa, según el documento, por cuatro ejes básicos de actuación: medir adecuadamente el problema, implantar medidas paliativas como el bono energético universal, poner en marcha medidas estructurales para mejorar la eficiencia energética de las viviendas a través de la rehabilitación, y proponer medidas de protección e información a los consumidores.

El director de la Cátedra de Energía y Pobreza, el profesor Efraim Centeno, destacó que “la estrategia es un hito que inicia un camino”, y se felicitó porque el éxito de su reciente publicación haya sido “el resultado de un proceso abierto y participativo, en el que el Ministerio ha prestado especial atención al trabajo de síntesis de aportaciones provenientes de socios y colaboradores que, desde hace meses, viene realizando la Cátedra de Energía y Pobreza”. En este sentido, conminó a los asistentes a seguir colaborando activamente para seguir haciendo de la Cátedra de Energía y Pobreza “un foro de consulta, apoyo y contraste permanente para el correcto desarrollo de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética en España”.

Ver sala de prensa