Unas redes eléctricas tecnificadas y digitalizadas serán clave para hacer frente con éxito a la transición energética

Seminario Generacion Eléctrica Distribuida Santiago de Compostela Energía y medio ambiente

Santiago de Compostela acogió hoy una jornada de la fundación Naturgy en la que analizó el impacto de la descentralización de la generación en el modelo energético, el papel activo del usuario final y la perspectiva de futuro del proceso de producción desde múltiples puntos y lo más cerca posible del consumidor.

El director de Redes de Electricidad de España de Naturgy, Raúl Suárez, apostó hoy por configurar las redes de distribución como un elemento clave en la transición energética. “Sin una red de distribución tecnológicamente muy avanzada no será posible optimizar la integración de la generación renovable y desarrollar una verdadera transición energética”, declaró. Para ello, Suárez considera necesario una mayor tecnificación. “Es preciso que el nuevo marco retributivo dé señales de rentabilidad suficiente y estable a las inversiones en redes, en especial a las inversiones en digitalización”.

Suárez hizo estas declaraciones en un seminario sobre generación eléctrica distribuida, organizado hoy por la Fundación Naturgy en Santiago de Compostela, donde explicó que “el PNIEC dibuja un ecosistema eléctrico en el horizonte 2030 caracterizado por un 74% de la energía producida de origen renovable y un mix de generación en el que más del 70% de la potencia instalada será renovable, no firme y altamente distribuida”.

El directivo afirmó que “la alta capilaridad de una parte relevante del mix de generación, unida al papel más activo de los usuarios, con el autoconsumo, la gestión de la demanda o la recarga del vehículo eléctrico, tendrán un gran impacto en la configuración y explotación de las redes de distribución”.

“Las redes de distribución españolas son un caso de éxito a nivel europeo, pero para afrontar este reto deberán tecnificarse y digitalizarse más aún, con el fin de dar respuesta a la flexibilidad que requiere gestionar un sistema con flujos de energía mucho más dinámicos y para maximizar la capacidad de integración de la generación renovable a costes reducidos y más cerca de los puntos de consumo”, explicó Suárez.

Ver sala de prensa