La Fundación Naturgy y el Ayuntamiento de Terrassa ayudan a cerca de 140 familias vulnerables a hacer un consumo eficiente y reducir su factura energética

escuela-energia-recurso Acción social

La Escuela de Energía de la fundación de la compañía energética, a través de la Oficina Municipal de Atención a la Pobreza Energética y Promoción de la Eficiencia Energética, (OFIMAPE), ha realizado este año 22 sesiones y hay 10 más previstas hasta diciembre.

Cerca de 140 familias vulnerables de Terrassa han sido atendidas, desde el mes de enero, en las sesiones de formación de la Escuela de Energía de la Fundación Naturgy, que se han realizado conjuntamente con la Oficina Municipal de Atención a la pobreza Energética y Promoción de la Eficiencia Energética (OFIMAPE) en Terrassa.

El objetivo de los talleres de la Fundación Naturgy es ofrecer a familias vulnerables pautas para realizar un consumo energético más eficiente, reduciendo el importe de su factura sin perder las condiciones de confort en el hogar. El contenido de estos talleres realizados en Terrassa se ha adaptado para asesorar y atender las demandas de las personas mayores.

Además de consejos para hacer un consumo energético más eficiente en el hogar en las actividades cotidianas, han recibido asesoramiento para realizar gestiones que les han permitido reducir su factura energética. Las que más se han hecho son el cambio de contratos en el mercado regulado de electricidad y gas (un total de 68); la adecuación de la potencia eléctrica contratada a las necesidades específicas de las personas asistentes (62); y la contratación de la discriminación horaria (62).

OFIMAPE y la Fundación Naturgy ya están trabajando en un nuevo calendario para reanudar las formaciones y realizar una décima más hasta diciembre.

La Escuela de Energía es un proyecto de la Fundación Naturgy, que está enmarcado dentro del Plan de Vulnerabilidad Energética de Naturgy. María Eugenia Coronado, directora general de la Fundación Naturgy, destaca la alianza que mantienen con ayuntamientos como el de Terrassa, y con entidades sociales para llevarla a cabo: “Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración de unos experimentados compañeros de viaje como las administraciones públicas, y los profesionales y voluntarios de diversas ONG como Cruz Roja y Cáritas, y de muchas otras entidades sociales que hacen una gran labor en municipios de toda España”.

Para Lluïsa Melgares, concejala de Vivienda social de Terrassa, “hacer estos talleres específicamente para personas mayores es muy positivo, porque debemos tener en cuenta que es un colectivo vulnerable. Muy a menudo las personas mayores, con el fin de no gastar, lo que hacen es reducir a mínimos no confortables sus consumos de energía”.

A las 140 familias que se han beneficiado de esta iniciativa, además de ser atendidas en los talleres, se les ha hecho un seguimiento posterior desde OFIMAPE, para asegurar que quedaban resueltas todas las dudas, y se ha valorado si era necesaria una asesoría energética domiciliaria para detectar problemáticas de consumo. En este sentido, Melgares ha recordado que “la información y la divulgación es sólo una de las líneas de actuación de la OFIMAPE, que también hace acompañamiento a las familias evaluando consumos, asesorando y, cuando es necesario, haciendo gestiones con las compañías suministradoras , con el objetivo final de reducir la pobreza energética en Terrassa en lo posible “.