lampara de mesa

Vidrio coloreado y latón
Museo del Gas de la Fundación Gas Natural Fenosa
54 cm de altura
Finales del s.XIX
LD.58 – MG 1171

Esta pieza es sin duda alguna una obra con doble finalidad. Se trata de una lámpara de mesa a gas, que además de tener la función de dar luz es una pieza artística excepcional  que decora cualquier ambiente. Esta pieza demuestra que las lámparas se convirtieron en verdaderos objetos de diseño, funcionales y a su vez ornamentales. La pieza es singular por su diseño, y ha formado parte de la exposición temporal “Publicidad para una historia. 170 años de compañía” que se pudo ver en San Luis el año 2013.

El inventor del sistema de iluminación por gas fue el inglés William Murdock, conocido por ser el padre  de la industria del gas, que en 1792 ideó la primera lámpara a gas.

La lámpara, consta de tres partes. Una superior en forma de bulbo de vidrio coloreado, en azul cerúleo; un mecanismo que encendía la llama y una base de latón dorado, decorado con la escultura de un niño que aguanta el conjunto superior.

El mecanismo para encender la lámpara consta de 5 partes:

  1. Un tubo de conexión con la instalación a gas de cobre o de latón
  2. Una pequeña obertura en la base del bulbo que permitía la entrada de aire, para enriquecer la combustión.
  3. Una válvula reguladora de entrada de gases (gas y oxigeno), encargada de suministrar el gas y de regular la intensidad de la llama.
  4. El quemador
  5. La varilla de soporte con la gasa impregnada de torio y óxido de Cerio, también llamada Camiseta o Manguito Auer.

Este último elemento, la camiseta Auer es una pieza esencial para el funcionamiento de la lámpara. Fue inventada por Carl Auer von Welsbahc (1885) y hacía más eficiente la luz. La gasa impregnada de torio y óxido de cerio se colocaba alrededor de la llama, haciendo que la combustión de estos productos produjera incandescencia, aumentando la intensidad luminosa de la llama. La Camiseta Auer, fue popularizada en la luz a gas a finales del siglo XIX y principios del XX.

Imágenes de diferentes Camisetas auer.
Imágenes de diferentes Camisetas auer.

El funcionamiento de este tipo de lámparas era sencillo. Por la parte inferior de la lámpara, a través del tubo de conexión, llegaba el gas hasta la válvula reguladora  y ésta daba el paso del gas hasta la camiseta. El quemador mantenía la salida de gas y con una cerilla se encendía la punta superior de la camiseta para que se produjera una ignición y comenzara la combustión. Inicialmente la camiseta cogía una tonalidad roja y progresivamente se iba volviendo blanca hasta llegar a su incandescencia.

La producción de luz a partir del gas marcó un antes y después en la historia de la sociedad.

Una de las diferencias entre las lámparas a gas  y las antiguas a carbón, aceite o  alcohol era que las nuevas lámparas a gas necesitaban un punto fijo de conexión a la instalación de gas. Este hecho provocó que el mobiliario y la distribución de muchos hogares cambiaran, haciendo que este tipo de lámparas evolucionará  y se variaran sus tipologías dando lugar a las luces de exterior, pared y de techo.