Teléfono de campo

Baquelita y cuero
Fabricante: Ericsson,
Suecia
Primera mitad del siglo XX

De la fotografía: Teléfono de campo DPA 1041
Fotógrafo desconocido
© Museo del Gas de la Fundación Naturgy, 2018

Esta pieza forma parte del fondo de elementos y material eléctrico de la Colección de la Fundación Naturgy, que se incorporó a consecuencia de la fusión de Gas Natural con Unión Fenosa en el año 2011. Se trata de un teléfono portátil, también llamado “de campo”, dado que estos aparatos fueron creados, principalmente, para sustituir al telégrafo en las comunicaciones bélicas y coordinar los movimientos militares. Aparte de su uso generalizado en los campos de batalla, el teléfono inalámbrico adoptó muchos otros usos. En el caso de Naturgy, la compañía energética adquirió varios modelos portátiles para destinarlos a los equipos técnicos que velaban por el buen funcionamiento tanto de los centros de producción y generación eléctrica como de toda la red de cableado eléctrico.

El aparato telefónico DPA 1041 fue fabricado por la empresa Ericsson durante la primera mitad del siglo XX. La firma sueca fue fundada en 1883 por Lars Magnus Ericsson y ya antes, en 1876, había lanzado al mercado al primer modelo de teléfono inalámbrico. El modelo DPA 1041 se disponía dentro de una caja rectangular con una correa para proteger y transportar el aparato. La manivela, en uno de los extremos del teléfono, hacía accionar un generador eléctrico que ponía en marcha el timbre y las baterías que emitían la llamada. En el centro del aparato había dos bornes, con sus correspondientes cables, que permitían poder conectar el aparato a otra unidad.