tostadora frutos secos

Tostadora de frutos secos
c. 1910
Hierro fundido y latón
Colección Catalana de Gas. Museo del Gas

Actualmente cuando vamos a comprar un electrodoméstico buscamos que tenga múltiples propiedades y opciones de uso. Que un solo electrodoméstico nos ofrezca la máxima versatilidad se contempla positivamente, pero años atrás esta calidad no era demasiado frecuente y de hecho existían muchos aparatos con una función muy específica. Os presentamos uno.

Este aparato no todo el mundo lo tenía en casa sino que era de tipo industrial, para restaurantes o pastelerías, y servía exclusivamente para tostar frutos secos. El gas accionaba las llamas que se repartían por un elemento que cruzaba todo el centro del cilindro y que, con el giro constante de la manivela permitía ir tostando los frutos secos que había en el interior. Este modelo, patentado, permitía tostar hasta 2 Kg, y presentaba estas perforaciones para ir eliminando las cascarillas e impurezas de los frutos secos.

Dentro de la colección de piezas existe un muy parecido que servía para tostar café, pero el cilindro estaba totalmente cerrado, para evitar pérdidas de material.