Álvaro Nadal y Jordi Sevilla abogan por abordar las políticas energéticas con una visión a medio y largo plazo

alvaro-nadal-ep9 Energía y medio ambiente

El exministro de Administraciones Públicas y expresidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, ha analizado los efectos colaterales del proceso de transición energética y el papel de los gobiernos.

Por su parte, el exministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, se ha referido en su intervención a posibles medidas para hacer frente a la volatilidad actual del mercado energético.

El exministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, y actual consejero económico y comercial jefe en la Oficina Económica y Comercial de España en Londres, Álvaro Nadal, y el consultor económico, exministro de Administraciones Públicas y expresidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla, participaron hoy en la novena edición del ciclo de conferencias Energy Prospectives, organizada por Fundación Naturgy y el IESE Business School, que inauguraron el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca, y el profesor del IESE, José Luis Suárez.

Jordi Sevilla ha afirmado que no se ha valorado suficientemente el coste de la transición energética, “no de no hacerla, sino de hacerla de una forma diferente a cómo se está haciendo”. “Se ha infravalorado el coste y no se ha tenido en cuenta el carácter disruptivo de las renovables y las transformaciones necesarias para su integración en el sistema eléctrico”, ha añadido.

Según el expresidente de REE, “si nos tomamos en serio la decisión política de luchar contra el cambio climático, las medidas políticas deben ser diferentes a las que se están poniendo en marcha. En los PNIEC hay mucho voluntarismo, necesario para darle empuje, pero además de animar, nos tienen que enseñar el camino correcto para hacerlo. No sólo en España, sino también en el resto de países”.

En cuanto a la visión a medio plazo, Sevilla se ha referido a que “la ambición política va muy por delante de las decisiones y medidas que están implantando los gobiernos para luchar contra el cambio climático. Estamos ante un desafío de la humanidad, que no se puede afrontar sin gestión política, aunque estamos lejos de tener el nivel de gestión que necesitamos”.

Refiriéndose al contexto actual en España, para el exministro de Administraciones Públicas “las medidas que se tomen desde el Gobierno para controlar el incremento del precio de la electricidad tienen que ir acompañadas necesariamente de un plan de eficiencia energética”. Y en relación al desarrollo de las renovables, ha manifestado que “en España, el mayor freno hoy día es la Administración”, en alusión a la dilatación de los procesos de tramitación.

Sobre esta misma cuestión, Álvaro Nadal ha detallado, como posibles medidas, “utilizar la fiscalidad, destinando el incremento en la recaudación para mitigar el incremento de precios; revisar el sistema de liquidación del Recore, analizando la viabilidad de realizar liquidaciones bimensuales para no añadir presión al sistema; repensar los derechos de CO2 en la situación actual, en la que ya se está realizando una modificación proactiva en los hábitos del consumidor; y realizar un debate alrededor de la eliminación del carbón”.

Nadal se ha referido también a la fuerte tensión en los precios de las materias primas del mercado energético actual. “Durante la pandemia, los precios bajaron sustancialmente y se retiró oferta del mercado. Adicionalmente, la recuperación postpandemia ha sido más rápida de lo esperado, especialmente en Asia. Y a esta situación se une que los productores de hidrocarburos no realizan inversiones para generar más materia prima porque saben que a medio plazo, en 2030, se les dejará de comprar los volúmenes actuales”, ha explicado Nadal. “Ninguna solución es fácil. En este momento, es necesaria prudencia y cabeza fría para resolver la crisis actual. Es importante pensar en medio y lago y plazo, y no incurrir en costes estructurales para el sistema”, ha sentenciado el exministro.

Nadal también se ha referido al pasado, y ha afirmado que “hay cosas que podíamos haber hecho mejor”. Entre otros ejemplos, ha dicho que en España desplegamos demasiado pronto las renovables, que en Europa se debería haber hecho más pedagogía y haberse planteado antes abordar las interconexiones y que, ante posibles crisis de dependencia como la actual, “deberíamos haber tenido medidas de salvaguarda”.

El exministro de Energía ha afirmado la necesidad de regular el mercado eléctrico, porque “es sistema que está interrelacionado, está formado por monopolios naturales, sobre todo en su transporte y distribución; y porque una parte del sistema, la que tiene que ver con la seguridad del suministro, es de responsabilidad pública”.

Por su parte, durante la apertura de esta jornada, el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca ha afirmado que “el alcance social de la energía ha hecho que la política siempre haya intervenido, a nivel empresarial y social, en este mercado. La política energética es una cuestión clave y capital. Los objetivos climáticos y energéticos no son discutibles; lo que está en discusión es cómo vamos a alcanzarlos”. Y el profesor del IESE, José Luis Suarez, ha destacado la importancia de estas sesiones de debate para comprender mejor “los grandes retos y la transformación del sistema energético global”.

La 9ª edición del ciclo de conferencias Energy Prospectives se dedicó a debatir sobre las políticas energéticas como herramienta clave para afrontar el reto de la transición energética, con el fin de alcanzar la descarbonización de la economía.