La Fundación Gas Natural Fenosa analiza en Santiago mejoras energéticas y ambientales en el transporte marítimo y pesquero

Pablo Candamio Energía y medio ambiente

Durante un seminario, organizado con la colaboración de la Xunta de Galicia, diferentes expertos analizaron los cambios normativos sobre energía y medio ambiente en el transporte marítimo y la actividad pesquera y propusieron soluciones de eficiencia energética como el uso del gas natural.

Actualmente, existen 50 barcos propulsados por Gas Natural Licuado (GNL) en el mundo, hay otros 31 en construcción y se estima que en 2020 haya más de 500 en operación.

La Xunta de Galicia presentó el proyecto de transformación a gas natural de la flota pesquera gallega, que tiene como objetivo reducir el gasto en combustible de los barcos y la contaminación medioambiental de la actividad pesquera.

El consejero de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco José Conde, el presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, y el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà, inauguraron hoy en Santiago de Compostela el seminario Energía y medio ambiente en el transporte marítimo y en el sector pesquero, en el que se analizaron los cambios regulatorios, energéticos y ambientales que se están produciendo en el transporte marítimo y en la actividad pesquera, y se propusieron soluciones de eficiencia energética.

La jornada, que contó con la asistencia de más de 100 profesionales y fue clausurada por la secretaria general técnica de la Consejería del Medio Rural y del Mar de la Xunta de Galicia, María Isabel Concheiro, concluyó que el uso del gas natural es una alternativa eficaz y viable para reducir las emisiones en el transporte marítimo y en el sector pesquero, además de ser sostenible económicamente.

El responsable de Soluciones de Movilidad de GAS NATURAL FENOSA, José Ramón Freire, puso de manifiesto las ventajas medioambientales y económicas del uso del gas natural y la oportunidad que supone usarlo como combustible marítimo para el sector y para Galicia, por su elevada competitividad. Actualmente, existen 50 barcos propulsados por GNL en el mundo, hay otros 31 en construcción y se estima que en 2020 haya más de 500 en operación.

Por su parte, la subdirectora general de Innovación Tecnológica de la Consejería del Medio Rural y del Mar de la Xunta de Galicia, Beatriz Ferro, presentó el proyecto de transformación a gas natural de la flota pesquera gallega, que tiene como objetivo reducir el gasto en combustible de los barcos, favoreciendo la cuenta de explotación de las empresas pesqueras gallegas y el mantenimiento del empleo en el sector. Concretamente, según explicó Beatriz Ferro, los ahorros de una combinación de la utilización del gas natural junto con otras medidas de eficiencia energética en la actividad pesquera podrían generar ahorros de hasta el 60% en los gastos operacionales de los barcos de pesca.

Este proyecto permitirá además reducir la contaminación medioambiental de esta actividad y mejorar la calidad del aire en el entorno. La flota pesquera gallega, compuesta por más de 4.500 buques, representa cerca del 10% de la capacidad de pesca de la Unión Europea, y según un estudio del Instituto Energético de Galicia (INEGA), en 2012 consumió alrededor de 135 millones de litros de combustible.

El principal consultant de DNV GL, Jan Tellkamp, explicó los objetivos de la nueva legislación que promoverán la Unión Europea y la Organización Marítima Internacional entre 2015 y 2020, que prevé mejorar la gestión energética y ambiental en el transporte marítimo y en los puertos europeos para reducir sus emisiones. Por su parte, el director de Medio Ambiente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Jordi Vila, explicó que la aplicación y el cumplimiento de esta legislación supondrá un paso adelante en materia de protección ambiental, a la vez que obligará, tanto a la industria naviera como a la actividad portuaria y pesquera, a adoptar medidas de reducción de emisiones.

Experiencias de mejora de la eficiencia energética

El general sales manager de Wärtsila Ibérica, Josu Goiogana, expuso la visión de los fabricantes de motores y equipos de propulsión y detalló diferentes alternativas tecnológicas para alcanzar los retos y cumplir con la legislación medioambiental. El ponente destacó que el empleo del gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo a los tradicionales se enmarca, también, dentro de este reto permanente.

Por otro lado, el director de Seguridad y Salud de Noatum Ports, Jorge Martín Díaz, presentó varios proyectos de maquinaria de carga portuaria propulsada con gas natural y explicó que los operadores de terminales buscan en estos tiempos optimizar sus procesos y mejorar la sostenibilidad de sus operaciones. Por ello, las terminales marítimas se asemejan cada día más a plantas industriales, y como tales, tratan de forma integral la gestión de la prevención y del medio ambiente e implementan soluciones de automatización, monitorización y reingeniería.

El jefe de la División de Medio Ambiente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Carlos Botana, realizó un recorrido por el grado de implantación del suministro eléctrico (Cold-ironing) y de gas natural a los buques de los puertos europeos. A su vez, el ponente presentó los últimos proyectos desarrollados en el Puerto de Vigo, como el Green Port Energy Center, el Tefles, la Green Atlántica MoS, y el Seporha, y explicó las nuevas líneas estratégicas de ahorro y eficiencia energética de este puerto para el horizonte 2020.

La Fundación Gas Natural Fenosa

La Fundación Gas Natural Fenosa, fundada en 1992, orienta sus actividades a la promoción de la información, la formación y la sensibilización de la sociedad en la mejora de la eficiencia energética y la innovación tecnológica en el ámbito de la energía, de forma coherente con el respeto y la protección del medio ambiente, y promueve actividades culturales a través de su Museo del Gas, dirigidas a la preservación y difusión del patrimonio histórico y cultural del sector. Sus actividades internacionales se llevan a cabo en Argelia, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, México, Marruecos, Italia y Moldavia.

Santiago de Compostela (España), 04 mar 2015