Más de 1.700 familias vulnerables mejoran la eficiencia de sus viviendas con el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética de Fundación Naturgy

Rehabilitación-en-proceso-con-beneficiario Acción social

Esta iniciativa, que forma parte de los programas sociales del Plan de Vulnerabilidad de Naturgy, se lleva a cabo a través de una veintena de organizaciones sociales, que han colaborado con la fundación para hacer actuaciones en viviendas de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, la Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana.

La rehabilitación de viviendas es una de las acciones prioritarias de las políticas nacionales y europeas para luchar contra la pobreza energética.

Fundación Naturgy ha beneficiado a 1.745 familias vulnerables a través de su Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, creado hace dos años para mejorar la eficiencia de las viviendas y la calidad de vida de las personas que más lo necesitan.

Los recursos destinados hasta ahora a este programa social para abordar la pobreza energética ascienden a 4,3 millones de euros, que han permitido realizar mejoras en materia de rehabilitación, equipamiento y eficiencia energética en viviendas de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, la Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana.

La directora general de Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado, explica que “al menos dos tercios de las familias vulnerables del país viven en edificios de 25 años o más, cuando todavía no existían normativas de eficiencia para la construcción”. “Esta situación impide que miles de familias puedan mantener una temperatura adecuada en su hogar, lo que hace que sea vital acometer rehabilitaciones energéticas, y por ello desde Fundación Naturgy estamos muy focalizados en este programa”, afirma Coronado.

Este fondo solidario es una de las principales iniciativas sociales que desarrolla la fundación en el marco del Plan de Vulnerabilidad Energética de Naturgy, y está alineado con las recomendaciones de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024. En esta hoja de ruta, el Gobierno español establece la rehabilitación energética de viviendas como una de las líneas de actuación a corto, medio y largo plazo, para abordar esta problemática de forma estructural.

La Unión Europea también apuesta por la rehabilitación energética como una de las principales medidas para abordar la pobreza energética y para contribuir también a los objetivos del Pacto Verde Europeo, según explicó Catharina Sikow, directora de Mercado Interior de la Energía de la Comisión Europea en la presentación del libro Pobreza Energética en Europa: un análisis comparativo’, publicado por Fundación Naturgy. En este estudio, los países analizados coinciden en la necesidad de abordar la pobreza energética a través de la mejora de la eficiencia y la rehabilitación de las viviendas.

El tipo de actuaciones se distribuyen de la siguiente forma: la reparación o sustitución de calderas y de otros sistemas de calefacción, agua caliente y eléctricos representó un 38%; la sustitución de luminarias por tecnología led supuso el 29% de las intervenciones; el 20% correspondió a la sustitución de carpinterías y ventanas, y al asilamiento de techos y paredes; la instalación de electrodomésticos eficientes fue un 13% de las intervenciones.

La imprescindible colaboración con el Tercer Sector

Para llevar a cabo este proyecto, Fundación Naturgy colabora con entidades del Tercer Sector, a través de las cuales tiene acceso a las familias vulnerables y puede realizar las auditorías energéticas necesarias para definir las actuaciones a realizar.

Las actuaciones realizadas hasta ahora se han gestionado de la mano de Cáritas, Cruz Roja, Foment de l’Habitatge Social, Hàbitat 3, Fundación para la Caridad de la Construcción, Fundación Mambré, Fundación Tengo Hogar, Accem ONG, Fundació Roure, CEAR, Fundación Isadora Duncan, Fundación Trilema, Fundación La Vinya, Asociación proyecto Confianza, Fundación Domus Misericordiae Sant Josep, Fundación Casa de María Reina de la Paz y Fundación Gil Gayarre.

“La colaboración con la Fundación Naturgy es fundamental para mejorar el comportamiento energético de las viviendas que gestionamos”, explica Xavier Mauri, director general de Fundación Hàbitat 3. “Las intervenciones realizadas han reducido el importe de las facturas de suministros que pagan las familias y han mejorado el confort térmico, lo que nos permite hacer efectivo el derecho a una vivienda digna y asequible para las personas en situación más vulnerable”, según Mauri.

“Con la inestimable ayuda de Fundación Naturgy, hemos podido hacer reformas puntuales en 40 viviendas del barrio de pescadores de la Barceloneta, en Barcelona”, explica Ana Conill, impulsora de la Asociación Casa de María Reina de la Paz. “Esta ayuda ha permitido que las personas necesitadas del barrio nos hayan abierto sus casas y hayamos podido ver sus necesidades reales, la pobreza energética oculta que existe”, afirma Conill, que asegura que “sólo desde la cercanía la hemos podido descubrir y solucionar con pequeñas actuaciones, como sustituir cocinas chamuscadas o calentadores con un alto riesgo de incendio”.

Fondo Solidario de Rehabilitación Energética

El origen de esta iniciativa es el estudio “Re-habilitación exprés en hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste”, editado por la Fundación Naturgy, que recoge 77 soluciones de bajo coste para convertir los hogares en más eficientes energéticamente. Entre las actuaciones que recoge, la sustitución de carpinterías y vidrios, y el aislamiento de paredes y techos, son las medidas más eficientes. Una correcta combinación de las medidas propuestas en este estudio puede suponer un ahorro de entre 300 y 650 € en climatización al año, y permite que prácticamente desaparezcan los días en los que las viviendas están a menos de 10ºC.

Los recursos del Fondo Solidario de Rehabilitación Energética se destinan a realizar este tipo de rehabilitaciones exprés, que se pueden hacer sin que las familias abandonen la vivienda.